Historias paranormales en hospitales

A mucha gente no le va a sorprender leer esta entrada, ya que es un tema que no es la primera vez que sale ni creo que sea la última. Voy a intentar dejar claro que no se da por hecho que estas historias sean ciertas, que pueden ser fruto de la sugestión que provoca un entorno en el que se convive con la muerte como son los hospitales y otros centros sanitarios y de las propias creencias de cada uno, así como de su forma de interpretar acontecimientos que, a veces, no tienen una explicación simple.

Lo que no podemos negar es que no son pocos los sanitarios que han tenido experiencias “extrañas cuanto menos”. De hecho el programa de televisión “Cuarto Milenio” entrevistó a unas enfermeras que habían vivido supuestamente situaciones paranormales, y lo contaron con la cara pixelada, por miedo a ser etiquetadas de “locas”, por el tabú que supone hablar de ello.

Os dejo el enlace de los más de veinte minutos que duró la entrevista de Iker Jiménez con el título “Enfermeras: testimonios del misterio”. Pone los pelos de punta.

Resultado de imagen de enfermeras testimonios del misterio

Enfermeras: Testimonios del misterio


Voy a empezar con dos historias que me contaron en un hospital, al norte de Madrid, en el año 2010 cuando trabajaba como ordenanza en las suplencias de verano. Parece que no, pero en el servicio de recepción de un hospital se enteran de muchas cosas, aunque estén al margen del resto de plantas. Vamos allá:

En la planta de hospitalización de Oncología se encontraba un paciente que acumulaba una larga estancia. Era un hombre que debido a la larga evolución de su enfermedad (no recuerdo cuál era el carcinoma en cuestión) se encontraba en un estado físico muy deteriorado.

El paciente, de unos sesenta años de edad, deambulaba diariamente por los pasillos de la planta, ya fuera solo o acompañado, siempre llevando su palo de sueros mientras se le administraba alguna medicación por vía central.

Pasaron los días y llegó una mañana en la que falleció. Creo que la hora del “éxitus” fue en torno a las 11-12.

Una hora después aproximadamente una familiar de otro paciente acudió al control de enfermería para avisar de que había visto a un señor andar por un pasillo y que le había encontrado realmente mal, tan mal que le chocó que esa persona pudiera estar fuera de su habitación, donde vio como se volvía a meter. Para esa mujer realmente parecía un muerto en vida.

Una auxiliar de enfermería acompañó a la mujer hasta la habitación donde supuestamente se debía encontrar el señor. Como podéis imaginar a estas alturas de la historia era la habitación en la que había fallecido el paciente, que aún se encontraba vacía a la espera del siguiente ingreso.

También como ordenanza me llegó la siguiente historia, que realmente no va de ningún paciente sino de una habitación.

Antes de seguir me gustaría contaros que no han sido pocos los pacientes que en ese hospital, cuando iban a ser ingresados y veían que iban a hacerlo en la 013, 113, 213 o 313 pedían el cambio aunque les supusiera esperar. Sí, la fama que tiene el número 13 y su “relación popular con lo fatídico” supone para muchas personas la creencia de que si terminan ingresados en una cama con ese número no van a volver a salir.

Volvamos a nuestra habitación protagonista. Si he hecho ese paréntesis es para decir que en este caso la sugestión por ese número no se da. La fama que cogió durante un tiempo fue porque estadísticamente vieron que el número de casos de agravamientos se producían ahí(datos que no eran especialmente alarmantes, pero ahí estaban). Lo debieron ver claro porque se llegó a hacer un estudio concienzudo por parte de medicina preventiva para intentar encontrar una causa.

Paralelamente a esto, un celador afirmó en varias ocasiones haber visto la figura de un hombre merodeando cerca de la puerta de la habitación, incluso le había visto entrar a veces, siempre desde la lejanía y siempre se encontraba de espaldas. Cuando alcanzaba el punto donde debía encontrarlo, nada, ni rastro. Tampoco lo veía nunca el resto de personal de la planta.

Resultado de imagen de pasillo sombra silueta

Según lo que me contaron la habitación estuvo un tiempo fuera del listado de admisión. Además cuentan que fue un cura en varias ocasiones llamado por la propia dirección del hospital para realizar un exorcismo.

Cuando llegué a trabajar en esa planta como enfermero dos años más tarde ya llevaba tiempo sin haber registrado incidencias de ningún tipo. Sé que el celador pidió el cambio de hospital a otro del grupo, no sé si el motivo estaba relacionado con todo esto o no.

Os preguntaréis si yo he vivido una experiencia paranormal en algún hospital. No sé si para bien o para mal, pero no, no he tenido esa “suerte”. Lo más extraño que me ocurrió una vez fue sentir un escalofrío intenso en una habitación vacía mientras comprobaba que estaba lista para el siguiente ingreso, después de que el paciente anterior se hubiera ido de alta a su casa.

He aprovechado, ya que en mi familia hay dos enfermeras más, a preguntarle a una de ellas si en sus casi cuarenta años de experiencia ha vivido algo fuera de lo común. Y ha habido suerte. Me ha contado que en una ocasión en un box de la UCI en la que trabajaba, acababa de fallecer una paciente . Dos auxiliares y una enfermera estaban preparando el cuerpo para que se lo llevaran. Según su versión las tres estaban “de risas” mientras realizaban los procedimientos y mi familiar les recriminó su actitud y les pidió que tuvieran más respeto. A los pocos segundos el palo de los sueros que se encontraba colocado en una de las paredes comenzó a agitarse de forma muy brusca, golpeando la pared varias veces seguidas.

Todas se pegaron un susto de muerte y salieron corriendo del box. Tuvieron muy claro que aquello, de tener una explicación que no estuviera relacionada con la fallecida, era muy difícil de encontrar.

Seguramente estas tres historias no son las más terroríficas que os podrían contar, pero son tres de las que yo he tenido constancia y he podido consultar de primera mano. Escribiré más en el futuro dependiendo de si veo que el tema interesa.

El siguiente apartado lo dedico a las historias que me vayan aportando mis seguidores y compañer@s en redes. Se irá actualizando con cada nuevo aporte. Recordad que me las podéis enviar a perdidueblog@gmail.com o por MD en Twitter e Instagram.

¡Creemos entre tod@s la entrada con más historias paranormales sanitarias de Internet!


Aportaciones

Marta C.F, enfermera, me escribió por Instagram y me contó lo siguiente:

Ahí va mi historia: Hospital Perpetuo Socorro de Badajoz. Ahí se aparece una monja llamada Sor Rosario y dentro de los testimonios destaco tres:

  1. El primero: una habitación de  dos pacientes varones, uno recién intervenido y el otro entraba al día siguiente en Quirofano. El recién intervenido, que estaba despierto porque tenía dolor mientras sus acompañantes estaban dormidos,  ve de pronto una mujer vestida entera de negro que se acerca a los armarios de la habitación. Él entrecierra los ojos pensando que era alguien que iba a robar y quiere pillarla “in fraganti”. Dice que la misteriosa mujer mira al compañero de habitación, posteriormente le mira a él y sale de la habitación. Lo más curioso es que la puerta estaba totalmente cerrada.
  2. La segunda: Una familia que estaba con su hija ingresada en una habitación había recibido la noticia de que le quedaba poco tiempo de vida, pues tenía una infección y fiebre que no mejoraba con ningún antibiótico y había hecho una sepsis. De repente, vieron a La monja vestida totalmente de negro y habló con ellos diciéndoles que no se preocuparan, que al día siguiente su hija iba a mejorar y que de eso no iba a fallecer. La monja se fue y por la mañana lo comentan con el personal sanitario, que confirma que allí no hay ninguna monja, que esa es Sor Rosario que se le “ha visto ” en ocasiones.
  3. Y el último testimonio lo aportan una pareja de cirujanos de dicho hospital. Fueron al sótano que es donde estaban los despachos de sesiones de los médicos y las habitaciones. Les habían llamado para operar y ven que hay alguien delante de ellos que viste de negro, y ellos giran hacia un lado y la otra “persona” al contrario y les parece extraño porque solo hay una puerta y siempre está cerrada con llaves. Y ven que traspasa la puerta.

Hay otra historia que cuentan el personal de la UCI  de Don Benito donde se encontraba un box en el que cada paciente que ponían afirmaba que había una persona mirándoles y que les llamaba (incluso pacientes que estaban ya recuperados y listos para irse a planta) y estos al final morían.

La propia Marta me ha dejado un enlace de un blog en el que se detallan más casos sobre esta misteriosa “Dama de negro”. Por lo visto su supuesta existencia es conocida por la mayor parte del personal del Hospital Perpetuo Socorro.

img

Los fantasmas del hospital de Badajoz


 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s